Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso.

NOTICIAS NOTICIAS

Atrás

RALLY TEAM SPAIN - WRC

Rally Team Spain - WRC

Un pinchazo obliga a abandonar a Solans.

Lamentablemente, las cosas se le han torcido hoy a Nil Solans cuando estaba a punto de completar una segunda etapa impecable en el Rally de Portugal con el Ford Fiesta R5 de M-Sport.

A pesar de haber cedido un par de posiciones después del bucle matinal, el joven catalán rodaba cómodo, imprimiendo un ritmo cada vez más constante a bordo del vehículo del óvalo preparado por la escuadra británica, con el que, hasta ahora, no había disfrutado de un rally sobre tierra libre de problemas mecánicos. El piloto español iba camino de completar la penúltima jornada del rutómetro en séptimo lugar de la categoría WRC2, cuando, en la segunda pasada al tramo más largo de la carrera, un pinchazo en la rueda trasera derecha de su Ford, que, además, se ha doblado, impidiendo a Solans y a su copiloto, Miki Ibáñez, desprenderle de sus tornillos de sujeción para reemplazarla por un neumático de repuesto, ha propiciado que el piloto del Rally Team Spain haya tenido que retirarse a última hora para no acumular demasiado retraso. 

Aunque continúa dolorido de la espalda, después del pinzamiento de ayer, que le ha obligado a ceder el volante esta mañana, en los tramos de enlace, a su acompañante, el joven de Matadepera –noveno en estos momentos del WRC2– tiene previsto reengancharse mañana a la prueba para completar su primera participación por las pistas del país vecino al volante de un vehículo de la categoría R5.

 

Fotografía: Jordi Rierola