Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso.

Libro de Ruta Libro de Ruta

Atrás

MUCHO QUE CONTAR

 

Saludos a tod@s, sin duda una de las experiencias más agradables del pasado proceso electoral fue la de poder contaros, a través de mi Blog, todas aquellas vivencias acumuladas en los cientos de kilómetros realizados por toda España difundiendo el proyecto “otraRFEDA”.

Pues bien, tengo el gusto de anunciaros que, tras apenas un par de meses (por cierto, los más intensos de mi vida) desde mi proclamación como presidente de la entidad, he decidido retomar este canal de comunicación que nos permiten las nuevas tecnologías y que, bajo el título de “Libro de Ruta”, servirá para que, con una periodicidad más o menos quincenal, os pueda transmitir, de primera mano, el proceso de reconversión de esta Federación que tiene que ser la Federación de todos.

Como os decía antes, estos dos últimos meses han sido realmente intensos. Desde mi proclamación, allá por la víspera de Navidad, ha sido como correr un rallye al volante de un coche con problemas mecánicos: siempre con la sensación de llegar tarde a los controles horarios y resolviendo incidencias en tramo, segundo a segundo, curva a curva.

Ya contaba con que la situación de la RFEDA fuera complicada en lo que a situación económica se refiere pero, sinceramente, con lo que no contaba es que la entidad estuviera tan resquebrajada, tan desmembrada en su interior, en su capacidad de gestión. Además, y dentro de ese “paquetito” recibido en forma de herencia envenenada, las fechas en las que nos encontramos no ayudan precisamente a preparar la temporada con el margen necesario de reflexión que cualquier proyecto requiere. La perversión de mi predecesor de llevar el proceso electoral, no se sabe muy bien por qué caprichosa causa, al segundo semestre del año ha provocado, como efecto irremisible, que la temporada 2017 esté diseñada en gran medida por el anterior gestor y que, muy a mi pesar, va a tener que considerarse como una temporada de transición en la que, eso sí, me comprometo a aplicar una serie de medidas puntuales que, por ejemplo, se concretan en aspectos tan importantes como la contención generalizada del gasto, empezando por mí mismo, una nueva etapa en la relación con las diferentes territoriales con las que ya he mantenido una productiva reunión en la que les he planteado mi decidida vocación de colaboración mutua o, por último pero no por ello menos importante, una nueva manera de relacionarse con las marcas de automóviles a las que les vamos a dispensar un trato muy alejado del que han sufrido en los últimos años.

Bueno prueba de ello, de los resultados que se están empezando a plasmar, es el acuerdo que acabamos de suscribir con Sportech, uno de los referentes en el sector de la distribución de accesorios y equipamientos “racing”, para el patrocinio principal del Campeonato de España de Montaña en el que los pilotos habituales del certamen van a ser los primeros en beneficiarse del acuerdo.

Sólo os dejo una pincelada de cómo ha sido este inicio de andadura para que lleguéis a comprender la frustración que he llegado a experimentar: el Dakar empezaba en menos de una semana y no había póliza de seguros para los pilotos que llamaban, día sí y día también, para tramitar las licencias con las que tenían que competir. Sin duda, este ejemplo os puede dar una medida de la herencia recibida que, por cierto, en unas cuantas semanas podré detallar ya que, en apenas unos días, se inicia la auditoría contable y de gestión que tiene que servir, entre otros fines, para marcar ese punto de partida en este periplo de cuatro años que, eso sí, acometo con la misma ilusión con la que accedí al cargo.

Ilusión con la que acudí, por ejemplo, a las Galas de las federaciones canaria, murciana, cántabra, aragonesa, andaluza y de la Comunitat Valenciana. Y es que, como os decía antes, soy un firme defensor de la idea de que el automovilismo de élite sólo se puede construir sólidamente desde la base, desde el automovilismo que se practica en los certámenes autonómicos.

En fin, muchas gracias por vuestra atención. Confío en poder teneros al otro lado del canal de manera regular y confío también en que este “Libro de Ruta”, que hoy pasa por el pódium de salida, cumpla con vuestras expectativas de poder conocer por dentro esa RFEDA que, como os decía antes, aspiro a que sea “la Federación de todos”.

 

Manuel Aviñó

 

Anterior