Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso.

Pruebas Automovilisticas No Autorizadas.

 

La R. F. E. de A. recuerda la importancia de que las pruebas automovilísticas cuenten con los permisos de organización correspondientes.

Ante la proliferación de certámenes que carecen de los preceptivos permisos de organización, la Real Federación Española de Automovilismo quiere recordar la importancia de que toda competición automovilística que se desarrolle en nuestro país cuente con la autorización necesaria para su desarrollo dentro de la legalidad, bien proceda ésta de la federación nacional o de la autonómica, según su naturaleza.

La autorización oficial por parte de estas entidades implica que la competición se celebra bajo la cobertura del seguro necesario, de acuerdo a la Ley 21/2007 del 11 de julio, donde se marcan los mínimos que debe cumplir una prueba de carácter oficial en materia de seguros.

La celebración de una prueba no autorizada puede acarrear serias consecuencias, no solo para el organizador de la misma  -como responsable civil–, sino para los deportistas que en ella participen. Los federados que tomen parte en este tipo de pruebas deben saber que el seguro que incluye su licencia no les otorga cobertura en caso de accidente, además de que puede verse involucrado en un expediente disciplinario por parte de la federación que le ha expedido la licencia. 

La R. F. E. de A. recomienda a todos los federados que antes de participar en una competición automovilística, y dadas las características de nuestro deporte, tengan constancia de que la prueba cuenta con el permiso de organización correspondiente para su celebración.